Qué hacer ante los problemas de corrosión en acumuladores de ACS

Es muy habitual que cuando se realiza la limpieza y desinfección de los acumuladores de agua caliente sanitaria se detecte corrosión en el interior de los acumuladores, y ante tal situación muchos responsables de mantenimiento se preguntan qué pueden hacer.

Es una situación que incomoda y preocupa porque puede tener consecuencias graves y en general se sabe poco del tema, por lo que es difícil tomar una decisión correcta.

Cuando se abren los acumuladores y hay corrosiones importantes, habitualmente con el revestimiento en muy mal estado, el primer problema surge por la urgencia en cerrar el acumulador para tenerlo en servicio, ya que ninguna de las diferentes soluciones que nos planteamos es inmediata.

Normalmente lo primero que nos pasa por la cabeza es sanear el interior y aplicar un nuevo revestimiento, luego pensamos en sustituir los acumuladores y, en la mayoría de los casos no se encuentran más soluciones, pero las hay.

Para que no se repitan los problemas de corrosión lo que debemos hacer es prevenir la corrosión de nuestros acumuladores

Sanear el interior y aplicar un nuevo revestimiento

Normalmente la solución más lógica parece que si al abrir el acumulador el revestimiento está en mal estado y hay corrosión, lo que hay que hacer es eliminar el óxido y aplicar un nuevo revestimiento.

El primer problema viene cuando nos dicen que el proceso consiste en granallar el interior del acumulador y dar 3 capas de distintos productos para conseguir un revestimiento similar al instalado por el fabricante (o incluso mejor!!!) y que el proceso tardará unas 3 semanas.

Es la opción que normalmente más se usa, ya que el segundo problema no lo tenemos hasta que pasan un par de años y el nuevo revestimiento empieza a fallar y vuelve a aparecer la corrosión.

Cuando el revestimiento original aplicado en fábrica falla, lo más lógico es que uno aplicado en obra también falle. Seguramente este es el motivo por el que la mayoría de fabricantes de acumuladores no suelen ofrecer este servicio, a no ser que los acumuladores estén en garatía.

Sustituir los acumuladores por unos nuevos

Sustituir los acumuladores que sufren corrosión interior por unos nuevos implica una inversión importante y no garantiza que no se reproduzcan los problemas de corrosión que hemos sufrido. De hecho, si hemos tenido problemas en nuestros acumuladores, lo más lógico es que en los nuevos se repitan.

Uno de los aspectos que nos hacen decidir por esta alternativa es la garantía de 5 años que ofrecen la mayoría de fabricantes (como siempre cuidado con la letra pequeña), pero después de 5 años, que garantías tenemos de que no se repetirán los problemas de corrosión?

Muchas propiedades se deciden por invertir más y sustituir los acumuladores por unos de acero inoxidable, pero dependiendo del tipo de agua que tengamos en nuestra instalación y, por tanto, de la zona donde se encuentre, corremos el riesgo de que los problemas de corrosión se repitan incluso en un periodo de tiempo inferior al previsto (de nuevo, cuidado con la letra pequeña de las garantías ofrecidas).

Sanear el interior e instalar una protección catódica eficaz

Finalmente existe la posibilidad de sanear el interior e instalar un sistema de protección catódica que detiene los procesos de corrosión y permite garantizar que los acumuladores no volverán a tener corrosión en su interior. Sin duda es la mejor opción para olvidarse de los problemas de corrosión y la más económica si calculamos a 3 años vista o más. Si queréis aqui tenéis más información de la empresa que sanea los acumuladores y los garantiza contra la corrosión.