Acumuladores de acero inoxidable

Los acumuladores de acero inoxidable para agua caliente sanitaria pueden tener un muy buen comportamiento frente a la corrosión o pueden sufrir importantes problemas , en algunos casos incluso en cortos espacios de tiempo.

Los principales fabricantes de acumuladores de España son Lapesa y Mecalia.

Vamos a hablar de las ventajas y los inconvenintes de los acumuladores de acero inoxidable y de las principales causas de corrosión en el inoxidable.

Ventajas e inconvenientes de los acumuladores de acero inoxidable

La principal ventaja de los acumuladores de acero inoxidble frente  los de acero al carbono es su buen comportamiento frente a la corrosión en aguas con bajo contenido en cloruros.

Los principales inconvenientes son su elevado precio respecto a los acumuladores de acero al carbono y que es habitual que sufran ataques de corrosión a pesar de que existe la precepción generalizada de que no se oxidarán.

¿Por qué se oxida el inoxidable?

El gran enemigo de los acumuladores de acero inoxidable es la combinación de cloruros en el agua y las altas temperaturas. La prevención de la legionella implica en muchos casos altas temperaturas de funcionamiento y choques térmicos, por lo que cuando el agua contiene cloruros es muy probable que se produzcan ataques.

Así pues lo que determina el buen funcionamiento del inoxidable es el tipo de agua. En general en la zona Norte de España y en Galicia los inoxidables se comportan de forma correcta, en la zona centro tienen un comportamiento aceptable y en el sur, en la costa mediterránea y en las islas, tanto Baleares como Canarias, tienen importantes problemas de corrosión.

Cuándo elegir acumuladores de acero inoxidable

En la zona Norte de España, desde Euskadi hasta Galicia el inoxidable suele tener un buen comportamiento  frente a la corrosión debido a las caracterísiticas del agua, por lo que suele ser una buena elección.

En el resto de la Peninsula puede ser una buena elección si se acompaña de una correcta protección catódica que prevenga la corrosión. Aunque es una alternativa con un alto coste hay quien lo instala para asegurarse que no tendrá problemas de corrosión y para no tener revestimineto interior y evitar la posibilidad de que éste se desprenda y pueda ir a la red generando tapones y disminuyendo la calidad del servicio.

La única empresa que instala sistemas de protección catódica según la Normativa vigente y ofreciendo las máximas garantías es Guldager.